Slider

lunes, 6 de julio de 2015

Campesinos de Soacha cosechados en el abandono



Cuando la mirada se enclava en los devastados cerros de Soacha tan solo se divisa un panorama de cemento y ladrillo, enmarcado por una minería ilegal y la depredación de los recursos naturales. Resulta paradójico que en estos olvidados parajes subsistan personas aferradas a la actividad agrícola.

El pasado 2 de julio, se anunció por parte de la Secretaría de Agricultura de Cundinamarca, y del Ministerio del mismo ramo, la liberación de casi $30 mil millones para impulsar el agro del departamento a través de diferentes mecanismos encaminados al apoyo de pequeños agricultores y cadenas productivas.


La inversión se materializó mediante la suscripción de convenios con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y sus entidades adscritas, para fomentar entre otros, la asistencia técnica, la adecuación de tierras, la implementación de proyectos productivos, la aprobación de proyectos en el componente de Pacto Agrario y el apoyo a la población víctima del conflicto armado.

Cada vez más arrinconados


Sin embargo, la oportuna y bien encaminada gestión en pro del agro de Cundinamarca, resulta ser una quimera para los cultivadores soachunos, quienes recibirán tan solo las migajas, si es que les dejan; ya que la Administración Municipal hace tiempo decidió cerrar la UMATA de ese municipio.

En este sentido, el próximo alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, expuso su análisis: “Nuestros campesinos superan las 2 mil personas, con el agravante de que son los más pobres y necesitados del municipio; no tienen colegios y ahora ni siquiera UMATA; por eso necesitamos desarrollar políticas públicas claras que nos permitan llevarle recursos al campo, de la mano de una correcta vocación agrícola.

El campesino no es solo para ir a celebrarle su día cada año, tenemos que incentivarlo y apoyarlo para que su actividad sea rentable”, señaló Saldarriaga, el candidato más opcionado para dirigir los destinos de Soacha a partir del 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario