Slider

sábado, 10 de agosto de 2019

“El servicio social siempre fue mi sueño”

La Fundación Multiétnica Mujeres Guerras se encuentra ubicada en el barrio Palermo Sur
Foto: El Corazón de tu Ciudad

Amalia Andrade Mesa es una palmireña de 49 años, que aún estando en su ciudad natal, cultivó un sueño que realizó en la ciudad de Bogotá 20 años después, siempre mantuvo en mente el deseo de ayudar a otros a través de una fundación o asociación que le permitiera, especialmente, atender a los niños como una prioridad.

“Yo siempre decía, si algún día me llego a ganar el baloto, lo primero que hago es colocar una fundación para la gente más necesitada, porque para mí, el servicio social siempre fue mi sueño”, señala mientras vienen a su mente los recuerdos de ‘La Villa de la Palmas’, como se le conoce a la ciudad de Palmira en el Valle del Cauca.

Amalia llegó al barrio Palermo Sur en el año 1999 con el objetivo de buscar nuevos horizontes para ella y sus tres hijos, las escasas oportunidades laborales que por ese entonces se presentaban en su ciudad de origen, reforzaron la idea de trasladarse a la ciudad capital y es así como llega a este barrio de la localidad Rafael Uribe Uribe.

“Una lideresa del barrio se enteró de mi deseo de colocar una fundación, me ayudó a conformar los estatutos y fue así como fue tomando forma la idea que siempre rondaba en mi cabeza, por ese entonces empecé a realizar trabajos con la comunidad y ahí me di cuenta de que con la fundación podría ayudar a más personas”.

El 60% de las personas miembros de la Fundación Mujeres Guerreras son afrodescendientes.
Foto: El Corazón de tu Ciudad

Fue así como el 5 de noviembre de 2014, esta emprendedora se encontraba en las oficinas de la Cámara de Comercio de Bogotá registrando su fundación a la cual le puso como nombre ‘Asociación Multiétnica Mujeres Guerreras’. ¿Pero por qué optó por este nombre?

“Lo de multiétnica es porque yo tengo aquí muchos vecinos que son afrodescendientes, muchos han llegado huyendo del conflicto armado, especialmente de la costa pacífica, su condición de desplazamiento la discriminación y choque cultural con la ciudad los ha golpeado mucho así que pensé que mi fundación les podría ayudar a salir adelante, lo de mujeres guerreras es porque la mayoría son madres cabeza de familia, algunas son separadas, otras son viudas, pero se las han arreglado para salir adelante, así que son guerreras y luchadoras”.
 


Amalia recuerda que estando en otra fundación del barrio Palermo Sur, un día escucho mencionar el nombre de mujeres guerreras y justamente cuando se encontró buscando el nombre para su fundación lo recordó y allí nació el nombre que hace honor a la mayoría de las mujeres cabeza de hogar que llegan en busca de ayuda.


'Mujeres Guerreras' se graduaron con el SENA en Uribe Uribe

Su sueño es continuar fortaleciendo su fundación, lograr tener una sede propia, ya que actualmente su casa es el lugar de las reuniones, anhela poder contribuir más con los niños especialmente en temas de educación, por eso no deja de tocar puertas en busca de ayuda.

“Yo me muevo por todo lado donde creo que me pueden ayudar, aquí en el barrio hay mucha necesidad y mucha gente buscando oportunidades de progresar y de sobrevivir, si nosotros podemos ayudar en algo para mejorar su calidad de vida lo vamos a hacer, mi familia es una bendición, mi esposo, mis hijos me apoyan y juntos sumamos fuerzas para seguir en esta labor social”, señaló Amalia.
Población afro, indígena, raizal, palenque entre otras, son algunas de las que llegan a la Fundación de Amalia, muchos han logrado el apoyo que necesitan para salir adelante con sus familias y mejorar su calidad de vida, la visibilidad de la fundación a través de los medios comunitarios ha permitido que algunas personas se sumen en apoyo de la Fundación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario