Slider

martes, 26 de mayo de 2015

Llegan refuerzos al programa Jóvenes a lo Bien



El SENA y la Policía Nacional anunciaron nuevos apoyos de entidades del Estado al programa Jóvenes a lo Bien, que las dos entidades coordinan desde 2009 con el fin de abrir espacios de inclusión y construcción de tejido social a través de formación y emprendimiento.

Al programa, que busca beneficiar a los jóvenes y comunidades afectadas por fenómenos de violencia, descomposición social y falta de oportunidades, se vincularán desde hoy el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Ministerio de Vivienda, y el Ministerio de Justicia y del Derecho.

Estas instituciones trabajarán de la mano del SENA y la Policía Nacional para gestionar el recaudo de fondos con los entes territoriales, el sector privado y cooperación internacional que permitan abrir nuevas opciones a más jóvenes y comunidades propensas a fenómenos delictivos y descomposición social.

“La Policía no está sola para combatir la delincuencia, porque el Estado lo acompaña para generar seguridad en la ciudadanía. Tenemos esta iniciativa que ayuda a orientar y focalizar problemas de la población juvenil y poner en marcha iniciativas de formación, empleo y emprendimiento”, señaló Alfonso Prada, director general del SENA.

A la fecha se han vinculado 2.500 jóvenes con sus familias, permitiendo la generación de 90 proyectos productivos.

“Cuando un joven tiene talento y entra a labores de emprendimiento y generación de empleo es una persona que seguramente le aportará al país”, puntualizó Prada. 

Actualmente dentro de este convenio se encuentran 24 ciudades priorizadas por la Estrategia Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana: Valledupar (Cesar); Soacha (Cundinamarca); Buenaventura; Palmira, Tuluá y Santiago de Cali (Valle del Cauca); Montería (Córdoba); Armenia (Quindío); Tunja (Boyacá); Cartagena (Bolívar); Pasto (Nariño); Ibagué (Tolima); Cúcuta (Norte de Santander); Popayán (Cauca); Pereira (Risaralda); Villavicencio (Meta); Santa Marta (Magdalena); Manizales (Caldas); Neiva (Huila); Bucaramanga (Santander); Barranquilla y Soledad (Atlántico); Medellín (Antioquia); y Bogotá.

Entre los programas del SENA con mayor demanda por parte de los jóvenes beneficiarios se resaltan Corte y Confección, Calzado y Marroquinería, Cultivo de Hongos Comestibles y Setas, Panadería y Repostería, Mecánica de Motocicleta, Mecánica Automotriz, Imágenes Diagnósticas, Mantenimiento y Reparación de Computadores, Cosmetología, Mantenimiento y Reparación de Celulares, Desarrollo de Software, Redes Eléctricas Domiciliarias.

Esta iniciativa tiene cubrimiento urbano y rural, y entre los 90 proyectos productivos que se han adelantado a la fecha se cuentan líneas de negocio como agencia de viajes, escuelas deportivas dirigidas a niños y niñas vulnerables, panadería, servicios de instalación y mantenimiento redes eléctricas, restaurantes y marroquinería.

Jóvenes a lo Bien, además, incluye a poblaciones vulnerables como personas en riesgo, mujeres cabeza de hogar, adolescentes gestantes y madres adolescentes, indígenas, negritudes, desplazados víctimas de la violencia, personas en proceso de reintegración, afectados por olas invernales, adolescentes, jóvenes vinculados al Sistema de Responsabilidad Penal (SRPA) y barras bravas. 

Por su parte, la Policía Nacional ha enfocado sus esfuerzos en más de 50 municipios, de acuerdo con la ocurrencia de delitos y la vinculación de adolescentes y jóvenes en estos hechos.

En Cundinamarca


“Lograr cambiar la realidad de jóvenes inmersos en la delincuencia es uno de los retos de éste programa. En este objetivo el SENA es un aliado fundamental para que podamos seguir posicionando la estrategia y cambiando vidas”, afirmó Edwin Montealegre, subintendente que ha liderado y acompañado el proceso en el departamento.

Actualmente el programa en Soacha, vincula a 371 personas, quienes se forman en Screen, Producción de Audio Digital, Costura y Belleza, así como también en formación titulada como Técnicos en Mecánica de Motos y Soldadura.

Estefer Ramírez, líder juvenil del programa en el municipio agregó: “No sé qué sería de mi vida si no me hubiera encontrado con el programa, a mí me querían matar y la Policía me tendió una mano y el SENA me brindó otra salida, “Jóvenes a lo bien” salva”.

De manera conjunta y buscando expandir esta experiencia en el departamento, patrulleros, subintendentes e intendentes de la Policía Nacional en Chía, Fusagasugá, Girardot, Mosquera, Villeta y Zipaquirá, han sido capacitados y sensibilizados por el Observatorio Distrital de Paz y Convivencia, el SENA y jóvenes activos de la experiencia en Soacha.


Esta táctica de inclusión, establecida en el convenio 00484 entre el SENA y la Policía Nacional, ha sido desarrollada con éxito durante 3 años en el municipio de Soacha. A partir de este año, será replicada en 6 municipios más del departamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario